domingo, 1 de julio de 2007

Sobre HECTOR GERMAN OESTERHELD...

Hijo de Elvira Ana Puyol -de ascendecia vasca- y de Fernando Oesterheld -de ascendecia alemana-, nació en la ciudad de Buenos Aires el 23 de julio de 1919. Los estudios y la lectura se conviertieron en su primera afición por incentivo familiar. Ávido lector de los grandes clásicos de la literatura, su interés por adquirir conocimientos lo inclina a intercalar la carrera universitaria de geología -luego trabajaría buscando yacimientos en la Patagonia y otras regiones de la Argentina- con el estudio de otras ciencias. Las novelas clásicas de aventuras y ciencia ficción, pronto se mezclaron con los libros de antropología, historia y agronomía.
Con 23 años de edad publicó su primer cuento en el diario LA PRENSA. Se tituló "Truila y Miltar", una fábula sobre dos gnomos muy particulares, en la cual ya se podían distinguir ciertos rasgos característicos de su obra. A partir de entonces comenzó a trabajar como corrector en el periódico, y luego escribiendo para publicaciones infantiles y de divulgación científica. Editorial Abril y Codex son sus primeras empleadoras. Muchos quizás recuerden sus trabajos en la exitosa revista GATITO y en la colección BOLSILLITOS.
Cuando apenas comienza la segunda mitad del siglo veinte, la Editorial Abril le ofreció la tarea de escribir guiones de historietas. Ya que no tenía experiencia en esta labor, dicha propuesta representó para Oesterheld un desafío, pero a la vez, también significó una de las oportunidades más importantes de su vida. Así surgieron sus primeros y grandes trabajos en las revistas MISTERIX y RAYO ROJO: "Bull Rockett", "Sargento Kirk" y "El Indio Suárez".
También trabajó en la redacción de la legendaria revista MAS ALLA, donde además publicaría los relatos "Cuidado con el Perro" e "Inocente Maquiavelo Reforzado". Pero nunca abandonaría del todo la literatura infantil, luego surgirían EL DIARIO DE MI AMIGA y la colección MIS ANIMALITOS de Sigmar entre otras cosas. Sin embargo, desde su debut como historietista, su mayor producción se volvería hacia este medio.

En 1956 Oesterheld convenció a su hermano para que lo acompañe en la aventura de fundar la Editorial Frontera. Autoeditó varios libritos con novelizaciones de sus personajes más famosos -"Sargento Kirk" y "Bull Rockett"-, y un año después ya se lanzaron de lleno al mercado de las historietas. Con guiones propios y dibujos de Solano López, Arturo Del Castillo, Hugo Pratt, Alberto Breccia y Carlos Roume entre otros, cobraron vida los éxitos de la flamante editorial: "Rolo", "Ticonderoga", "Randall", "Ernie Pike", "Patria Vieja" y "El Eternauta". Publicadas en las revistas FRONTERA, HORA CERO y en el suplemento semanal de esta última, el estilo inigualable de aquellas historietas y nivel de sus autores se conviertieron en la marca registrada de la editorial. Tan grande fue el éxito de ventas, que un año después lograron publicar nuevas revistas: FRONTERA EXTRA y HORA CERO EXTRA. Luego vinieron las revistas infantiles MAMITA ME CUENTA y PAPITO ME CUENTA.
Sin embargo, un par de años más tarde la situación ya no era la misma. La inexperiencia empresarial de los Oesterheld y las malas jugadas del destino, pusieron en jaque a la editorial, una situación que a la larga se agravó y culminó en la inevitable quiebra de la empresa. Algunos títulos se sigueron publicando a través de otras casas editoras, quienes conservaron a Héctor como guionista, y en algunos casos como director de las revistas. Así se publicaron también la COLECCION BATALLAS INOLVIDABLES, el LIBRO DE HIERRO y la primer recopilación de "El Eternauta" en 1961.

Con el fracaso empresarial y agobiado económicamente, Oesterheld regresó a trabajar en MISTERIX y SUPERMISTERIX, revistas que ahora publicaba la Editorial Yago. Allí nacieron "Mort Cinder", "Marcianeros", "Watami" y otras. Simultáneamente también surgieron nuevos trabajos: como director en la revista EL ETERNAUTA, y reincidiendo como editor en GEMINIS; ambos magazines semicientíficos con un estilo similar a la revista MAS ALLA.
Es en esta época donde reverdeció su faceta literaria, surgiendo los episodios novelados del eternauta y relatos como "El Árbol de la Buena Muerte", "Paria Espacial" y "Una Muerte". En el año 1965 se anunció la inminente publicación de la novela de "El Eternauta", la cual nunca llegó a materializarse. En forma paralela y mientras publicaba varias historietas en la Editorial Dayca, también viajó con frecuencia a Chile, país donde algunos de sus trabajos fueron publicados. Quizás ésta sea una de las épocas más prolíficas del autor. Desde historietas futbolísticas y de automovilismo, hasta una historieta biográfica de Los Beatles. Desde superhéroes encapotados hasta relatos históricos. Oesterheld debe trabajar para vivir y casi no hay trabajo que rechace.
A fines de los años sesenta, Oesterheld ha logrado el reconocimiento de sus pares y el público. Tal es éste, que publicó cuatro bellísimos relatos reunidos bajo el título "Sondas". Se editaron en la antología LOS ARGENTINOS EN LA LUNA (1968), donde lo acompañaban, entre otros, Mujica Láinez, Pablo Capanna y Alfredo Grassi. Ese mismo año, una diferente selección de relatos suyos fueron reunidos en otra antología: CIENCIA FICCION: NUEVOS CUENTOS ARGENTINOS.

Al mismo tiempo y probablemente impulsado por los momentos difíciles que vivía la Argentina, Oesterheld evidencia un nuevo y mayor compromiso político que influyó notoriamente en su obra. Inicialmente así debieron surgir trabajos como "Vida del Che" y el guión de "Evita", historietas que narran la vida de personalidades con notoria relevancia ideológica. También son publicadas "La Guerra de los Antartes", y la nueva versión de "El Eternauta" dibujada por Alberto Breccia. Dos historias que poseen varios puntos en común, destacándose entre ellos, la traición de las potencias del norte a los países menos desarrollados.
Héctor siguió publicando sus relatos e historietas en revistas como GENTE, TOP, EL TONY, FANTASIA, SKORPIO, PIF PAF, CORTO MALTES PATORUZITO ESCOLAR, BILLIKEN y ANTEOJITO, mientras que su obra netamente militante se publicaba en revistas como EL DESCAMISADO, EVITA MONTONERA y el diario NOTICIAS. Quizás sus últimas creaciones más populares fueron "Roland El Corsario" y "Brigada Madeleine" en Editorial Columba; y "Nekrodamus" y "Loco Sexton" en Ediciones Record.
En plena dictadura militar, a mediados de 1976, se reimprime en fascículos la versión original de "El Eternauta", publicando ese mismo año, en la revista SKORPIO, su ansiada secuela. Escrita por Oesterheld desde la clandestinidad -en ese entonces el escritor ya era perseguido por su militancia en Montoneros- y dibujada por Solano López, esta continuación resulta mucho más directa y controversial que la original. Los nuevos ideales del guionista se plasman y trasladan a la historia que escribe desde quién sabe donde. Ya no hay lugar para sutiles metáfora: Oesterheld no es el mismo y Juan Salvo tampoco.
Héctor fue secuestrado en el año 1977. Se cree que a fines del mes de Abril y en algún lugar de la ciudad de La Plata. Así su nombre -junto al de tres de sus hijas, dos yernos y dos nietos- pasa a conformar la lista de desaparecidos durante la última dictadura militar. El cuerpo de Beatriz, la tercera de sus cuatro hijas- fue entregado a la esposa del escritor, y otros dos nietos -Martín Mórtola y Fernando Araldi- fueron recuperados con vida. En los años subsiguientes continuaron publicándose algunas historietas de Héctor, sin que muchos de los lectores conocieran el trágico destino del autor y su familia.
Héctor Germán Oesterheld es uno de los más grandes guionistas de historieta dentro del ámbito mundial, uno de los más célebres de nuestro país, y sin duda de los más prolíficos. Su influencia en esta industria es innegable, eso sin hablar de la infinidad de lectores y eventuales colegas cuyas vidas han sido tocadas por su trabajo. Un precursor: con sus historias humanas, cálidas y realistas, este autor no sólo deseaba entretener, sino también quería enseñar a los pequeños, y por qué no también, a los grandes.

Nota: Se agradece a la familia Oesterheld por la gentileza de las fotografías aportadas.
BIBLIOGRAFÍA Y FUENTES

- Autores varios, LIBRO DE FIERRO N°1, ESPECIAL OESTERHELD, Ediciones de la Urraca, 1985.
- Autores varios, OESTERHELD: HEROES COLECTIVOS, Secretaría de Cultura, 2002.
- Autores varios, OESTERHELD EN PRIMERA PERSONA, Ediciones La Bañadera del Comic, 2005.
- Autores varios, ESCRITOS EN LA MEMORIA, Los Cuatro Indiciecitos, 2005.
- Autores varios, SOLANO LOPEZ EN PRIMERA PERSONA – 2° EDICION, Ancares Editora, 2006.
- Autores varios, OESTERHELD EN TERCERA PERSONA, Ediciones La Bañadera del Comic, 2008.
- Autores varios, LIBRO 50/30: 50 AÑOS CON EL ETERNAUTA, 30 AÑOS SIN OESTERHELD, Ministerio de Educación de la Nación Argentina, 2007.
- Avila, Felipe, OESTERHELD Y NUESTRAS INVASIONES EXTRATERRESTRES, Ediciones Rebrote, 2003.
- De Moraes, Mario, REPORTAJE: CUENTOS DE OESTERHELD, Revista O´Cruzeiro Internacional Año III #2, 1959.
- Morhain, Jorge Claudio, LA ARGENTINA PREMONITORIA EN EL ETERNAUTA, Sin editar, 1992.
- Sasturain, Juan, EL DOMICILIO DE LA AVENTURA, Ediciones Colihue, 1995.
- Trillo, Carlos y Saccomanno, Guillermo, HISTORIA DE LA HISTORIETA ARGENTINA, Ediciones Record, 1980.
- Vacca, Roberto, REPORTAJE: MIS CIEN PERSONAJES Y YO, Revista Siete Días Año VIII #381, 1974.
Esta biografía fue realizada por Mariano Chinelli para este blog. Desde entonces ha ido creciendo y la hemos actualizado con el fin de difundir la obra de Héctor Germñan Oesterheld. En tal sentido, si se quiere compartir, agradecemos mencionar a este blog y a la bibliografía como referencia.

6 comentarios:

Ismael Fancito. dijo...

¡Magnífico trabajo! Y no solo mencionar la referencia, también, abrir un buen link. Por cierto, excelentes fotografías, ya me llevo una pequeñita.
Nunca me había dado por imaginar que muchos de sus lectores no sabrían de su muerte hasta mucho tiempo después. Horrible.

Silvio dijo...

Muchas gracias de verdad

Anónimo dijo...

Excelente artículo, yo lo admiro totalmente a Oesterheld, porque en sus historietas conjugan lo que muchos desean lograr: acceso fácil al conocimiento, adrenalina, belleza, sentimiento, sorpresa. Y realmente es un empeine para hacer volar la imaginación. Porque plantea un punto de vista desde la capacidad de asombro, y eso es algo que no se debería dejar, porque sino la vida perdería todo color. Oesterheld realmente es un genio. Y digo que es y no que era, porque su espíritu e intelecto siguen viviendo en sus creaciones.

Anónimo dijo...

Habria que averiguar si el cuerpo de German no se encuentra en el Campo San Ignacio, de Mercedes (B), que por aquella época era ocupado por el Regimiento VI. Tanto Javier Casaretto como Benitez, quienes estuvieron en el Vesuvio con él, pasaron por ese campo donde fueron torturados. Tengo entendido que detras de la casa del campo, cerca del rio luján se realizó una fosa con una topadora y al otro dia fue tapada.

Anónimo dijo...

Este trabajo llena en parte un vacío de quien realmente fue un grande de la historieta, de la ciencia ficción y de la vida.tigre9999

M.C. dijo...

Un artículo muy completo y rolijo en meoria del mejor guionista de historieta de Argentina.